En el transcurso de la vida he afrontado situaciones de crisis y ésta pregunta llegaba: ¿Cómo crecer y transformar el fracaso en paz y prosperidad para tu vida y la de otros?

Como el sol llega en un nuevo día, estas dos amigas llegaban, de forma sorprendente. Luego al pasar el tiempo, esta experiencia se convertía en un recuerdo, sin atender a los detalles de un aprendizaje que había dejado en el olvido. 

Como el proceso de aprender no fue consciente, una ola  ahora más fuerte hundía el barco de la existencia y de nuevo preguntaba: ¿Cómo crecer y transformar este fracaso en paz y prosperidad?

Como el golpe  eminentemente quebrantó  el espíritu, su resurgimiento dieron las luces para compartir hoy contigo los pasos para lograrlo. “El que se humilla será ensalzado, el que se ensalza será humillado” Lucas 14,11.

La soluciones verdaderas en la vida, son un proceso de resurrección, algunos lo llaman despertar. En ocasiones cuando no somos conscientes de los aprendizajes, de las experiencias propias o ajenas del pasado, es necesario, como el ave fénix, morir y desde las cenizas resurgir, para encontrar las respuestas. Hoy quiero contarte estos tres pasos iniciales para tu crecimiento en paz y prosperidad:

Paso 1: Restauración:

Despertar al crecimiento

La muerte a los apegos, da salida a un nuevo ser, del interior brota un espíritu afligido con el rechazo, humillado por el desprecio, resentido por la traición y envuelto en el dolor causado por un mundo hostil. Busca sanar, salir del sueño ilusorio.

La solución:  transformar el fracaso en paz y prosperidad para el crecimiento de la propia vida y la de otros. Ahora entendía que la percepción que tenía de la vida no era real y lo real, lo que merecía mi atención y  entendimiento, había estado fuera de el alcance porque dormía hasta el momento. 

Transformar el fracaso en paz y prosperidad

Los egos atrapan la mente y sus efectos son: el miedo, la vanidad, la soberbia, el egoísmo y el deseo entre otros, la mantienen en un mundo irreal que conlleva al fracaso que no entendemos en varios aspectos de la vida. Vivir en el mundo de los egos ocasiona un individualismo en el hombre en aumento, seducido por los sentidos, como un narcótico que crea la sensación de una felicidad del momento ignorando las consecuencias en su futuro e incluso de sus seres queridos. Esta forma de vivir mantiene al ser humano fuera de un proceso consciente de la felicidad verdadera y plena, dado que los principios de evolución como : el amor, la lealtad, la humildad y la compasión, son opuestos a los emanados por los egos, presentes en la involución humana .

La vida es el arte de ser feliz. Transformar: Espíritu, mente, cuerpo y energía, eleva al ser a sus mayores estados: Paz, amor, felicidad y prosperidad.

Despertar

Es entender que la verdad es relativa desde el ego y es absoluta desde el ser, como lo expresa el padre Larragaña, lo que hace sufrir hoy desde el ego, en dos o tres años es un simple recuerdo para un ser dormido y si despierta es un aprendizaje para un ser consciente, lo que hoy es verdad desde el ego: títulos, prestigio, dinero o posiciones, desde la esencia son herramientas. La prioridad es el crecimiento del ser. El resultado: paz y  prosperidad. 

Es por eso que tantos profesionales están frustrados, tantas personas  fracasan en sus vidas. Las herramientas las convirtieron en prioridad y los valores del ser que evolucionan, donde está la felicidad verdadera son inexistentes. Es por eso que tantos son afortunados con poco esfuerzo,  su vida la dedicaron a cultivar su ser, es por eso cómo varios sin carreras,  son exitosos, cuidaron su esencia divina como prioridad, lo demás llegó en sus caminos. «Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten» Mateo 6, 33. La sagrada palabra lo explica, solo que no lo entendemos. 

Paso 2. Creencias empoderantes.

Taller Sana y crece

Todo lo anterior está en el despertar, lo siguiente está en  las creencias que guían el camino. La templanza y el discernimiento son dones que permiten desarrollar verdaderas creencias de crecimiento, encontrar el propósito de vida, el verdadero peregrinar.

En la medida que tomó las decisiones correctas cada día priorizo elevar el ser. La fidelidad, el amor, el compromiso y la compasión, son estados de un crecimiento positivo en nosotros mismos. ¿Cómo crecer y transformar el fracaso en paz y prosperidad para tu vida y la de otros? inevitablemente llegarán.

Sólo un instante de lucidez, es suficiente para que el espíritu se levante y revitalice al corazón. Las grandes cosas en la vida las dirige el espíritu. Su poder acciona con creencias verdaderas al corazón. Un corazón entusiasmado, dirige acertadamente  la mente. Dándole control y disciplina.  La mente alberga los egos y sólo elevando nuestro ser, se logra el dominio de los pensamientos y se eliminan estos enemigos del alma. El resplandor del espíritu, es mas fuerte que cualquier oscuridad de los egos. Convierte los pensamientos negativos en creencias positivas sin resistirse.

Paso 3: Fortalecimiento del Espíritu.

Tu yo soy interior, está en ti, es la presencia divina en ti. Lo buscamos afuera y él nos acompaña toda la vida. Está dentro de cada uno, espera que lo llamemos.

Cuando en el sufrimiento lo buscamos, el espíritu, brilla en nosotros. Con su luz enciende nuestra alma crística para que se levante, se fortalezca. La empodera para llevar nuevamente el  corazón a la acción. Es la chispa divina que enciende al motor humano.

Fortalecer el espíritu unido a creencias empoderantes,  da control sobre la mente a todo pensamiento. Toda imagen, recuerdo que cause dolor y sufrimiento se transforma en pensamiento de alegría y esperanza en el ser humano. Es la varita mágica de la FE, es la transformación final de todo fracaso en paz y prosperidad en nuestras vidas.

Realiza tu diagnóstico AQUI: https://centrosanaycrece.com/realiza-tu-auto-diagnostico/